Translate

jueves, 5 de julio de 2012

ASEGURAN QUE AMIGO INVISIBLE ES DE MIS PRIMOS

No voy a decir que el juego del Amigo Invisible lo inventaron mis primos, pues parece tener su origen en una vieja costumbre venezolana, probablemente de principios del siglo pasado, según la Wikipedia.

Esta es la Historia de mi web. Casi todas las webs tienen su historia, más o menos interesante. Lo fantástico de esta web es que es Mi web, algo parecido a mi niña pequeña que ha ido creciendo y ahora ya es una adolescente guapa y rebelde, ¡no sé que voy a hacer con ella!


Todo empezó allá por el año 2006. Por aquel entonces mi familia solía encontrarse con la familia de mis tíos para festejar la Noche Buena. Hay que decir que éramos un gran grupo. Padres,  tíos y primos lo pasábamos genial riendo, bebiendo, bailando y haciendo bromitas.... especialmente mi padre, con sus "canciones" navideñas ;)

Llegado el momento se abría el saco de los regalos. Esa era la única forma de que cada uno tuviera su regalo decente, aunque sólo fuera uno. ¡Era un momento genial! Y más si el que traía el saco era un Papá Noel (Sta. Claus para los de fuera) disfrazado hasta lo irreconocible (para quien no lo sepa solía ser mi hermano mayor ;) Terminado el reparto y revisión de los regalos, pasábamos a la fase del "sorteo de los papelitos". Así cada uno sabría a quién tenía que obsequiar el siguiente año.

Esto era una solución, pero también un problema, porque a más de uno (con la emoción y las copitas...) se le "perdía" el papelito  u olvidaba el nombre, cuestión que se resolvía haciendo un regalo "a ciegas".

Estas felices reuniones familiares siempre tienen un final, o como poco un punto y a parte. Por los avatares de la vida uno de estos años no fue posible juntar a todos. ¡Oh, Dios mío! Es un desastre, porque ahora no tendremos "sorteo de papelitos" para el siguiente año...

Se rompió la cadena y la tradición quedó suspendida de un fino hilo de incertidumbre y nostalgia. Por si esto fuera poco (y no somos pocos) estamos repartidos en distintas ciudades, con lo que tampoco era  fácil juntar  a "todos" en cualquier otro momento del año.

Pues bien, no hay mal que cien años dure. Las reuniones familiares volverán a realizarse. El problema es: ¡como volvemos a tener un "Amigo Invisible" como Dios manda?

Como buen informático pensé "¡ya tengo la respuesta!". Buscaría una página en Internet donde se pudiera realizar el dichoso sorteo. Pero, tras mucho buscar fui consciente de que nunca funcionaría... en todas las webs conocidas el método de sorteo era "enviar el Amigo Invisible por email". Pero ¡mis padres no tienen email, ni mis tíos, ni mi abuela! No es posible, tiene que existir otra forma...

Si no existe, pues lo hago yo. Me puse al lío y en un día tenía una "especie" de aplicación web con la lista de toda mi familia. Desde cualquier PC con Internet podíamos conocer a nuestro Amigo Invisible.

De hecho, la primera imagen de cabecera era una foto de algunos de mis primos, primas, mi mujer y mi hermana (tod@s guapísim@s, para quien quiera saberlo). Yo no aparecía en ella porque era el fotógrafo, y tampoco un ex de una prima que tuve que "eliminar" con Photoshop. Si no lo digo nadie se habría enterado ;)

El siguiente paso evolutivo estuvo claro. A más de uno se le olvidaría el nombre, así que había que pensar en alguna forma de recuperar dicho nombre...y voilá! Esto ya se parecía algo más a una página web como dios manda...

¡Tanto trabajo sólo para jugar en familia? Pues sí, aunque claro, enseguida se presentó la oportunidad de utilizar el sistema entre los amigos y compañeros de trabajo, así que "¡más trabajo!". Hay que programar el sistema para que cada cual pueda crear su propia lista. ¡Fue un éxito!

Pero los más exigentes solicitaban poder hacer el sorteo por el método tradicional, "por email". Si, en realidad las personas exigimos aún cuando nos dan las cosas regaladas, porque exigir también es gratis ;P

Pues dicho y hecho. Mi niña se convertía en una chica capaz de hacer varias cosas a la vez, y todas bien.

Pero las niñas cuando crecen se vuelven más coquetas, quieren ropa nueva y a la moda, un móvil con lo último en redes sociales... en fin, ¡qué no lo va a dar su papá! Nuevo diseño (gracias a Pepe Catalán), secciones modernas 2.0, páginas en redes sociales... lo que me pida.

Y ahí está, preparándo su futuro, llena de incertidumbre como todos los jóvenes, con la ilusión de comerse el mundo. Pero bueno, ya madurará...


Dedicado a mi familia..               .


1 comentario: